ENCICLICA FE Y RAZON PDF

Ex 33, 18; Sal 27 [26], ; 63 [62], ; Jn 14, 8; 1 Jn 3, 2. Tanto en Oriente como en Occidente es posible distinguir un camino que, a lo largo de los siglos, ha llevado a la humanidad a encontrarse progresivamente con la verdad y a confrontarse con ella. Todo lo que se presenta como objeto de nuestro conocimiento se convierte por ello en parte de nuestra vida. Entonces veremos cara a cara.

Author:Malat Yozshukora
Country:Guinea-Bissau
Language:English (Spanish)
Genre:Science
Published (Last):21 May 2014
Pages:56
PDF File Size:9.43 Mb
ePub File Size:16.18 Mb
ISBN:915-7-48141-473-2
Downloads:67737
Price:Free* [*Free Regsitration Required]
Uploader:Dosar



Ex 33, 18; Sal 27 [26], ; 63 [62], ; Jn 14, 8; 1 Jn 3, 2. Tanto en Oriente como en Occidente es posible distinguir un camino que, a lo largo de los siglos, ha llevado a la humanidad a encontrarse progresivamente con la verdad y a confrontarse con ella. Todo lo que se presenta como objeto de nuestro conocimiento se convierte por ello en parte de nuestra vida.

Entonces veremos cara a cara. De modos y formas diversas, muestra que el deseo de verdad pertenece a la naturaleza misma del hombre. Estos y otros temas indican que, prescindiendo de las corrientes de pensamiento, existe un conjunto de conocimientos en los cuales es posible reconocer una especie de patrimonio espiritual de la humanidad. Recientemente han adquirido cierto relieve diversas doctrinas que tienden a infravalorar incluso las verdades que el hombre estaba seguro de haber alcanzado.

Jn 1, 14 que Dios ha querido revelar en la historia y de modo definitivo por medio de su Hijo Jesucristo cf. Col 1, 15; 1 Tm 1, 17 , movido de amor, habla a los hombres como amigos cf. Ex 33, 11; Jn 15, , trata con ellos cf. Hb 1, 2. Jn 1, Jn 5, 36; 17, 4. Por eso, quien ve a Jesucristo, ve al Padre cf. Jn 16, Rm 5, Se dice, ante todo, que la fe es la respuesta de obediencia a Dios. Ello conlleva reconocerle en su divinidad, trascendencia y libertad suprema.

El Dios, que se da a conocer desde la autoridad de su absoluta trascendencia, lleva consigo la credibilidad de aquello que revela. Desde la fe el hombre da su asentimiento a ese testimonio divino. Ello quiere decir que reconoce plena e integralmente la verdad de lo revelado, porque Dios mismo es su garante.

Dicho con otras palabras, la libertad no se realiza en las opciones contra Dios. Lo atestiguan sobre todo los Libros sapienciales. Sale en su busca como el que sigue su rastro, y en sus caminos se pone al acecho.

Se asoma a sus ventanas y a sus puertas escucha. Acampa muy cerca de su casa y clava la clavija en sus muros. Monta su tienda junto a ella, y se alberga en su albergue dichoso. Pone sus hijos a su abrigo y bajo sus ramas se cobija. Pr 20, 5. La fe agudiza la mirada interior abriendo la mente para que descubra, en el sucederse de los acontecimientos, la presencia operante de la Providencia. Para la Biblia, en esta necedad hay una amenaza para la vida.

Ello le impide poner orden en su mente cf. Pr 1, 7 y asumir una actitud adecuada para consigo mismo y para con el ambiente que le rodea. Si el hombre con su inteligencia no llega a reconocer a Dios como creador de todo, no se debe tanto a la falta de un medio adecuado, cuanto sobre todo al impedimento puesto por su voluntad libre y su pecado.

Si 1, Ello se advierte, por ejemplo, en las palabras con las que el Libro de los Proverbios denota el cansancio debido a los intentos de comprender los misteriosos designios de Dios cf. Sin embargo, a pesar de la dificultad, el creyente no se rinde.

Rm 1, El comienzo de la Primera Carta a los Corintios presenta este dilema con radicalidad. Nadie puede permanecer sinceramente indiferente a la verdad de su saber. Si descubre que es falso, lo rechaza; en cambio, si puede confirmar su verdad, se siente satisfecho. Cada uno quiere —y debe— conocer la verdad sobre el propio fin.

Lo que es verdad, debe ser verdad para todos y siempre. En cada una de estas manifestaciones lo que permanece es el deseo de alcanzar la certeza de la verdad y de su valor absoluto. Diversas facetas de la verdad en el hombre Otros intereses de diverso orden pueden condicionar la verdad. La capacidad misma de buscar la verdad y de plantear preguntas implica ya una primera respuesta. Es cierto que no toda verdad alcanzada posee el mismo valor.

Con esta luz interpreta sus vicisitudes personales y regula su comportamiento. El hombre no ha sido creado para vivir solo. En esta fidelidad que sabe darse, el hombre encuentra plena certeza y seguridad.

El hombre, por su naturaleza, busca la verdad. En efecto, superando el estadio de la simple creencia la fe cristiana coloca al hombre en ese orden de gracia que le permite participar en el misterio de Cristo, en el cual se le ofrece el conocimiento verdadero y coherente de Dios Uno y Trino. Col 1, Ciertamente esto no era casual. Rm 1, ; 2, ; Hch 14, Dirigiendo la mirada hacia los principios universales, no se contentaron con los mitos antiguos, sino que quisieron dar fundamento racional a su creencia en la divinidad.

Todo lo contrario. No eran pensadores ingenuos. Ser conscientes de las convergencias no ofuscaba en ellos el reconocimiento de las diferencias.

JANOME L-392 MANUAL PDF

Noticias antiguas

Dashakar In preaching the Enciclixa, Christianity first encountered Greek philosophy; but this does not mean at all that other approaches are precluded. He peers through her windows and listens at her doors. A renewed insistence upon the thought of the Angelic Doctor seemed to Pope Leo XIII the best way to recover the practice of a philosophy consonant with the demands of faith. Therefore, he must trust in the veracity of those who teach him.

JANINA GAJDA SOFICI PDF

Menú principal

En este recelo se puede ver un recelo hacia la razn misma. As se destruy una unin profunda generadora de conocimiento por asumir una posicin de un conocimiento racional separado de la fe o alternativo a ella Algunos pensadores modernos se han alejado progresivamente de la revelacin misma. Algunos idealistas quisieron transfrormar en diversos modos la fe y sus contenidos, incluso el misteio de la muerte y resurreccin de Jesucristo. Otros ms presentaron a la fe como nociva para el desarrollo pleno de la racionalidad Algunos cientficos, alejados de los temas morales, han olvidado al hombre y al inters en la persona y la globalidad de su vida como el centro de sus intereses. En esta corriente el nihilismo ha cobrado fuerza como la filosofa de la nada, en donde la experiencia es lo valorado y, al no poder alcanzar la verdad segn esta teora , el hombre solamente se alimenta de lo efmero. Esto mueve al hombre a no aceptar un compromiso definitivo pues todo es fugaz y provisional.

ROSKOSKI BIOQUIMICA PDF

Resumen FIDES ET RATIO Puntos 45 Al 72

.

JEAN BAUDRILLARD SOCIETATEA DE CONSUM PDF

Fe y razón

.

Related Articles