20 GRANDES CONSPIRACIONES HISTORIA SANTIAGO CAMACHO PDF

La secta de los asesinos Los origenes de los terroristas suicidas del islam Jack el Destripador Al servicio de Su Majestad Asesinos del pensarmento La batalla por el control de la mente Lennon debe morir La guerra oculta contra el rock and roll La guerra de los Bush La madre de todas las batallas. Mentiras de la guerra del Gofflo

Author:Faulabar Mulkree
Country:Monaco
Language:English (Spanish)
Genre:Travel
Published (Last):21 October 2011
Pages:85
PDF File Size:13.5 Mb
ePub File Size:15.70 Mb
ISBN:166-5-60939-601-3
Downloads:60764
Price:Free* [*Free Regsitration Required]
Uploader:Gazragore



Ya hemos apuntado que la historia de Jess sera una recombinacin de varios relatos mticos y religiosos, la mayora orientales, aunque tambin se aprecian influencias clsicas y egipcias. Una de las ms claras influencias es la del dios Atis. En tiempos del Imperio, Roma contaba, al menos, con dos santuarios dedicados al culto del dios frigio Atis[11]. El primero estaba ubicado desde dos siglos antes de Cristo en el monte Palatino y constitua el centro de las celebraciones pblicas dedicadas a esta figura sagrada, importada de Anatolia en la poca republicana.

El segundo, levantado ya con los primeros emperadores, se alzaba en la colina Vaticana, en los mismos lugares donde habran de instalarse la baslica de San Pedro y los palacios pontificios de la cristiandad. El mito de este dios dice que naci el 25 de Diciembre del vientre de la virgen Nana.

Fue crucificado un Viernes de Marzo y resucit al tercer da. El caso de Atis no es ni mucho menos nico. Si repasamos las historias de Buda, Krisna, Mitra, Zoroastro, Dioniso, Hrcules, Prometeo, Horus y Serapis nos daremos cuenta de que bsicamente se nos est contando la misma leyenda con pequeas variaciones de una a otra y con asombrosas coincidencias con los Evangelios cristianos.

Por otro lado, existe una curiosa e innegable relacin entre los mitos astrolgicos ms antiguos y las historias de la Biblia, tanto del Antiguo como del Nuevo Testamento.

Esa relacin tiene su traduccin en la doble moral con que la Iglesia catlica ha tratado desde antiguo a la astrologa, condenndola oficialmente a pesar de que muchos clrigos fueron a escondidas practicantes de este arte: La astrologa ha sobrevivido en nuestra cultura gracias a que el cristianismo la abraz con una mano, mientras que la condenaba como una prctica demonaca con la otra.

Padres de la Iglesia como Agustn, Jernimo, Eusebio, Crisstomo, Lactancio y Ambrosio anatemizaron la astrologa, y el gran concilio de Toledo la declar prohibida para siempre.

Sin embargo, seis siglos ms tarde los concilios y las fechas de las coronaciones de los papas eran determinados por el zodaco; los aristocrticos prelados tenan empleados a sus propios astrlogos personales y los signos del zodaco aparecan en la decoracin de las iglesias, mobiliario, puertas, manuscritos o pilas bautismales[12]. Este inters seguramente procede de una circunstancia que tiene una profunda relacin con los orgenes del relato evanglico. Cuando decamos que la personalidad www.

A lo largo de las pocas y las culturas este mito solar mantiene, entre otros, una serie de elementos comunes que a buen seguro resultarn familiares a los cristianos: El Sol muere durante tres das en el solsticio de invierno para resucitar el 25 de Diciembre, cuando la constelacin de Virgo la virgen asoma por el horizonte. El nacimiento del Sol todos los das es precedido por la aparicin de una brillante estrella, que en realidad es el planeta Venus, el Lucero del Alba.

Con su luz y su calor obra el milagro de transformar el agua de la lluvia en el vino que sale de la uva. Su reflejo camina sobre las aguas[13]. Es llamado por sus adeptos luz del mundo.

El Sol tiene doce seguidores: los signos del zodiaco. Respecto a este ltimo asunto, el de los apstoles, se pueden hacer algunas matizaciones adicionales: Los doce discpulos son a menudo presentados como garantes de la historicidad de Jess, aunque no sepamos nada de muchos de ellos con excepcin de sus nombres, a cuyo respecto ni siquiera las fuentes documentales terminan de ponerse de acuerdo. En Marcos y Mateo, de hecho, las enumeraciones de nombres estn introducidas en el texto con bastante torpeza.

Todo ello nos indica que el nmero procede de una tradicin ms antigua que las personas; que la idea de doce obedece no a los doce discpulos actuales, sino a otras fuentes.

A esta misma categora perteneceran los doce trabajos de Hrcules, los doce ayudantes del dios egipcio Horus o los doce generales que segn la tradicin acompaaban al dios Ahura Mazda.

Curiosamente, lo que s vari fue el papel estelar que tena la mujer en estas historias, dado el carcter profundamente patriarcal de la cultura hebrea arcaica: La mujer, nunca ms fue respetada como sagaz asesora o sabia consejera, intrprete humana de la divina www. Las mujeres pasaron a ser representadas como criaturas carnales carentes de raciocinio, actitud que se justificaba y probaba con el mito del paraso.

Argumentos cuidadosamente diseados en aras de la supresin de antiguas estructuras sociales continan presentes en el mito de Adn y Eva, como la divina prueba de que es el hombre quien en ltimo extremo debe detentar la autoridad[15].

Otros elementos menores de carcter iconogrfico o litrgico tambin fueron tomados de otras culturas y religiones, incluido el que actualmente es el smbolo indiscutible de la cristiandad, la propia cruz, que en un principio repela a los mismos cristianos y que no fue adoptada oficialmente hasta entrado el siglo VII: Los cristianos primitivos incluso repudiaban la cruz debido a su origen pagano Ninguna de las imgenes ms antiguas de Jess lo representa en una cruz, sino como un "dios pastor" a la usanza de Osiris o Hermes, portando un cordero.

Por otro lado, las imgenes de pocas precristianas que se pueden encontrar en diversos templos de la India representando a Krisna con los brazos en cruz resultan tan similares a los crucifijos cristianos que, sacados de su contexto, resultan indistinguibles para un profano. Elementos tan hondamente enraizados dentro de la tradicin cristiana como el Santo Grial, el Apocalipsis, la Santsima Trinidad o el mismsimo Lucifer tienen un origen precristiano fcilmente rastreable a travs del estudio de la mitologa de diversas culturas de la antigedad, en especial de la egipcia.

Otro tanto ocurre con elementos litrgicos como el bautismo o la transustanciacin y la eucarista, que ya formaban parte de ceremonias religiosas que se celebraban muchos siglos antes de Cristo. De hecho, podemos decir que el Antiguo Testamento es un mero plagio de las hazaas de los dioses cananeos, tal como puso de manifiesto el descubrimiento en de tablitas de arcilla de ms de aos de antigedad en las ruinas de Ebla, una gran urbe prehistrica que se alzaba en el noroeste de la actual Siria.

El punto de mximo apogeo de esta ciudad fue aos antes de la poca atribuida a Salomn y David, siendo destruida por los acadios alrededor de aC. Las tablitas estn escritas en cananeo antiguo, un lenguaje muy similar al hebreo bblico, empleando la escritura cuneiforme sumeria, y en ellas aparecen uno tras otro todos y cada uno de los personajes principales del Antiguo Testamento. As, las aventuras de Abraham, Esa, Ismael, David y Sal son narradas con leves variaciones respecto de su versin bblica siglos antes de su presunto nacimiento.

Para los antiguos cananeos estos personajes no eran patriarcas, como lo seran para los hebreos, sino que estaban investidos de cualidades divinas o semidivinas e integraban el panten particular de este pueblo.

Las tablitas tambin contienen versiones virtualmente idnticas a las actuales de los mitos de la creacin y el diluvio universal. Es ms, estos nombres no slo eran comunes entre los judos, sino que podan ser encontrados por todo Oriente. De hecho, los seguidores de Krisna aclaman a su dios durante sus liturgias gritndole Jeye o Ieue, que pertenecen a la misma raz snscrita que Jess y Yahv. Tan extendida estaba en la remota antigedad esta denominacin de el Salvador a travs de las letras IE, que se encuentra incluso en el santuario de Delfos aplicada al dios Apolo.

Algo similar ocurre con el ttulo de Cristo, cuyo origen lingstico lo podemos encontrar de nuevo en Krisna. Ambas palabras fueron unidas en una sola en el primer concilio de Nicea, en , antes de lo cual era completamente desconocida la denominacin Jesucristo.

An ms antiguo es el nombre de Satn, que procede ni ms ni menos que del antiguo Egipto, concretamente de Set, el gemelo de Horus y su principal enemigo, que en ocasiones reciba tambin el nombre de Sata. Ni siquiera el Apocalipsis, el libro de la Revelacin tan caro para agoreros en general y buscadores de anticristos en particular, resiste una revisin rigurosa. La fascinacin que desde hace siglos ejerce este texto debido a su presunto carcter proftico ha llevado a que haya sido estudiado e interpretado por legiones de exgetas que le han atribuido los ms variados significados.

En realidad, esta visin del Juicio Final no es obra de un nico autor sino que est construida a partir de imgenes y frases de diversa procedencia.

No hay que olvidar que este tipo de literatura era bastante comn durante los primeros siglos del cristianismo, e incluso antes, haciendo de los apocalipsis un gnero relativamente popular. El texto atribuido a San Juan es muy similar a la Revelacin de Corinto y posiblemente ambos textos procedan de la misma fuente.

Incluso Eusebio, uno de los padres de la Iglesia, rechaza este ttulo por falso, ininteligible y engaoso, ya que, por mucho que se llame la Revelacin, lejos de revelar nada se trata de un texto que lo vuelve todo ms confuso y, yendo an ms all, sostiene que el autor no slo no es Juan sino que probablemente no sea santo ni cristiano.

Dionisio mantiene una opinin similar, as como otro buen nmero de autores que convirtieron el debate sobre la autenticidad del Apocalipsis en uno de los temas recurrentes de las discusiones doctrinales de los primeros tiempos de la Iglesia. Sin embargo, no siempre fue as. En los primeros tiempos del cristianismo se mantena una postura www.

En aquellos tiempos era relativamente comn entre los cristianos la celebracin de gapes o fiestas del amor, rito adaptado de las celebraciones sexuales paganas. Algunos de los menos tolerantes entre los padres de la Iglesia escribieron documentos censurando estas prcticas; aunque no sera hasta el siglo VI cuando se declararon herticas y, como tales, prohibidas.

Ello no fue bice para que el sexo continuara, durante algn tiempo ms, formando parte de la liturgia de determinadas sectas gnsticas, una circunstancia que fue profusamente utilizada por el sector ortodoxo de la Iglesia para desacreditar a estos grupos. As pues, una vez establecido que el cristianismo es una reconstruccin de mitos y tradiciones religiosas de los ms variados orgenes, queda en el aire la cuestin de cmo fue creado el mito y por quin.

Si para localizar el germen ideolgico hemos tenido que buscar entre diversas culturas y tradiciones, para encontrar el origen material del cristianismo tenemos que mirar hacia donde la tradicin lo ubica, esto es, a la Palestina del siglo I. En aquella poca el judasmo distaba mucho de ser una religin homognea y estaba dividido en una compleja trama de sectas y subsectas escindidas las unas de las otras que an hoy continan dando dolores de cabeza a los estudiosos de estos temas.

Entre estos grupos, esenios, celotas y saduceos contribuyeron de diversas maneras a la formacin de lo que ms tarde sera el cristianismo. Fueron ellos quienes compilaron el Logia Iesou Palabras del Salvador , una antologa de fuentes sirias, hindes, persas, egipcias, judas y griegas, en las que se encuentra buena parte de lo que ms tarde seran los Evangelios. Por otro lado, la ocupacin de Israel provoc una verdadera fiebre mesinica a consecuencia de la cual aparecieron decenas de presuntos elegidos dispuestos a convertirse en el salvador profetizado.

Las posteriores revueltas que llevaron a la virtual destruccin del reino de Israel hicieron que extraas historias comenzaran a circular por todo Oriente, mezclando mito y realidad y dando lugar a una corriente espiritual que no tard en adquirir forma e identidad propias, en especial a partir de su llegada a Roma. Por encima del advenimiento y la muerte de un eventual Cristo real, el hecho ms destacado de toda la historia de la cristiandad fue la conversin del emperador www.

En la repentina conversin del antao impenitente Constantino tuvo mucho que ver la posibilidad de obtener un rpido y pblico perdn sobre algunos pecaditos como el asesinato de algunos parientes, una oportunidad que el mitrasmo, la religin ms popular en la Roma de la poca, no aportaba al no considerar la alternativa de redimir los pecados por medio del arrepentimiento.

El fin especfico de esta reunin era crear una religin de Estado para Roma basada en el cristianismo, que a los efectos tena todas las caractersticas necesarias para asegurar una rpida expansin por el Imperio, as como un satisfactorio control de la poblacin a travs de su frreo cdigo moral. EL ASESINATO DE LA HISTORIA En el proceso de creacin de su religin de Estado los conspiradores cristianos no se contentaron con patrocinar y cimentar la mayor falsificacin histrica de todos los tiempos, sino que adems, se metieron de lleno en una desmedida campaa de censura a gran escala destinada a silenciar a millones de disidentes a travs del asesinato, la quema de libros, la destruccin de obras de arte, la desacralizacin de templos y la eliminacin de documentos, inscripciones o cualquier otro posible indicio que pudiera llevar a la verdad, un proceso que condujo a Occidente a unos niveles de ignorancia desconocidos desde el nacimiento de la civilizacin grecorromana.

Las autoridades eclesisticas no pararon hasta obtener el derecho legal de destruir cualquier obra escrita que se opusiera a sus enseanzas. Entre los siglos III y VI bibliotecas enteras fueron arrasadas hasta los cimientos, escuelas dispersadas y confiscados los libros de ciudadanos particulares a lo largo y ancho del Imperio romano so pretexto de proteger a la Iglesia contra el paganismo.

Uno de los mayores crmenes de toda la historia humana fue la destruccin de la biblioteca de Alejandra en Una leyenda tendenciosa fue enseada durante siglos en los colegios, especialmente en los religiosos, segn la cual los rabes habran destruido la clebre biblioteca cuando conquistaron la ciudad en el siglo VII.

Se trata de un cuento infamante y sin sentido histrico destinado a enmascarar la verdad. Los rabes nunca pudieron incendiar la biblioteca de Alejandra, sencillamente porque cuando las tropas de Amru llegaron a la ciudad en ya haca cientos de aos que no exista ni rastro de esta institucin ni de los edificios que la albergaban.

Lo nico que www. El mximo exponente de la belleza y cultura clsicas no fue destruido por los guerreros rabes que tomaron lo que quedaba de la ciudad sino por los cristianos monofisitas un cuarto de siglo antes. Tras el mandato del emperador Teodosio I ordenando la clausura de todos los templos paganos, los cristianos destruyeron e incendiaron el Serapeum alejandrino. Las llamas arrasaron as la ltima biblioteca de la Antigedad.

Segn las Crnicas Alejandrinas, un manuscrito del siglo V, el instigador de aquella hecatombe fue el patriarca monofisita de Alejandra, Tefilo , caracterizado por su fantico fervor en la demolicin de templos paganos. Los cristianos enardecidos rodearon el templo de Serapis. Fue el propio Tefilo, tras leer el decreto de Teodosio, quien dio el primer hachazo a la estatua de Serapis, cuya cabeza fue arrastrada por las calles de la ciudad y luego enterrada.

La ruina de la ciudad fue tan atroz que uno de los padres de la Iglesia griega, san Juan Crisstomo , escribi: La desolacin y la destruccin son tales que ya no se podra decir dnde se encontraba el Soma. Se refera a la tumba de Alejandro, el mausoleo del fundador de la urbe y el monumento ms emblemtico de la ciudad.

Con este acto de barbarie Tefilo crea cumplido para siempre su propsito de enterrar las verdades ocultas sobre su religin y su presunto fundador, que seguramente no le eran desconocidas merced a sus contactos con los sacerdotes paganos. Aquella villana nos ha afectado a todos pues se calcula que la prdida de informacin cientfica, histrica, geogrfica, filosfica y literaria que provoc trajo consigo un retraso de casi mil aos en el desarrollo de la civilizacin humana.

Para mayor escarnio, en el lugar en que se eriga aquel templo del saber fue edificada una iglesia en honor a los presuntos mrtires de las persecuciones del emperador Nern. En el ao comenz una persecucin contra los paganos de Alejandra, dndoseles la opcin de convertirse a la nueva fe o morir.

Esto era especialmente doloroso para filsofos y acadmicos, ya que supona rechazar todo el conocimiento que tanto trabajo les haba costado alcanzar. Hipatia, la filsofa y matemtica ms importante de la ciudad, se neg y se mantuvo firme en sus convicciones por lo que fue acusada de conspirar contra Cirilo, lder cristiano de Alejandra. Unos das despus, un enardecido grupo de fanticos religiosos intercept el transporte en el que se diriga a trabajar, la arrancaron de ste y con filos de conchas marinas le fueron arrancando la piel hasta que muri a consecuencia del dolor y la prdida de sangre.

Cirilo, instigador de este sdico asesinato, fue canonizado. El asesinato de Hipatia se considera el momento histrico en que se produce definitivamente la muerte del mundo clsico. En el siglo V la destruccin era tan completa que el arzobispo Crisstomo pudo declarar con satisfaccin: Cada rastro de la vieja filosofa y literatura del mundo antiguo ha sido extirpado de la faz de la Tierra.

En un momento del proceso se www. Papa tras Papa se continu con este proceso sistemtico de asesinato de la Historia. Gregorio, obispo de Constantinopla y el ltimo de los doctores de la Iglesia, fue un activo incinerador de libros. Donde el brazo de la cristiandad no pudo llegar para destruir el trabajo de los antiguos autores se ocup de corromper y mutilar sus obras: Tras quemar libros y clausurar las escuelas paganas, la Iglesia se embarc en otra clase de encubrimiento: la falsificacin por omisin.

La totalidad de la historia europea fue corregida por una Iglesia que pretenda convertirse en la nica y exclusiva depositara de los archivos histricos y literarios. Con todos los documentos importantes custodiados en los monasterios y un pueblo llano degenerado al ms absoluto analfabetismo, la historia cristiana pudo ser falsificada con total impunidad.

La construccin de iglesias sobre las ruinas de los templos y lugares sagrados de los paganos no slo era una prctica comn sino obligada para borrar por completo el recuerdo de cualquier culto anterior.

LIBRO AUTOSABOTAJE MARTHA BALDWIN PDF

Santiago Camacho - 20 Grandes Conspiraciones de La Historia

.

DENON AVR-X2000 PDF

20 Grandes conspiraciones de la historia

.

LEGO 8416 PDF

20 Grandes Conspiraciones de La Historia - Santiago Camacho

.

Related Articles