LA CENA DEL CORDERO SCOTT HAHN PDF

Nuestros corazones de verdad van a otro lugar. Sin embargo, por la Misa entramos en el mismo cielo. Nuestra liturgia en la tierra es parte de la eterna liturgia celestial. La Misa, en otras palabras, es el cielo en la tierra. Por supuesto, en la Liturgia de la Palabra, tomada de la Escritura, realmente escuchamos la Palabra de Dios. De hecho, como hemos visto, la Misa es el ambiente natural de la Escritura.

Author:Godal Mezisho
Country:Gabon
Language:English (Spanish)
Genre:Personal Growth
Published (Last):26 December 2017
Pages:490
PDF File Size:10.49 Mb
ePub File Size:5.56 Mb
ISBN:185-4-41186-707-7
Downloads:65545
Price:Free* [*Free Regsitration Required]
Uploader:Kilkree



No necesitamos mirar lejos para probar este aserto. Desprecian la naturaleza y la gracia, la Iglesia y el estado. Pueden barrer del cielo un tercio de las estrellas. Son el poder en la sombra que mueve naciones e imperios. Dios nos ha destinado a nosotros, a la Iglesia, a ser la Esposa del Cordero. Pero no podemos gobernar, si no derrotamos primero a las fuerzas que se nos oponen, a los poderes que pretenden hacerse con nuestro trono. Todos los santos del cielo claman constantemente a Dios todopoderoso a favor de nosotros.

Pero los vencedores entran en una ciudad en la que los arroyos llevan agua viva y en la que nunca se pone el sol. Pues a menudo lo hacemos. Pero el poder de los santos es de diverso orden de la idea de poder que tiene el mundo, y la ira del Cordero difiere abiertamente de la venganza humana.

Sabemos que tales esperanzas se desbarataron. Coge a la bestia y al falso profeta y los arroja vivos al azufre y al fuego.

Eso es lo que sucede en el altar de la tierra, tal como sucede en los altares de nuestras iglesias. Eso es lo que da sentido a la segunda parte del Apocalipsis. A la luz del fuego divino, vemos los noticieros no como consignas inconexas y sin sentido, sino como una historia, cuyo final ya conocemos. Todo en esta historia en la historia del mundo y en nuestra historia personal coopera para el bien de los que aman a Dios cf.

Rom 8, Jn 1, 1 y su final cf. Por eso, tenemos que luchar para ganarnos el trono, pero nuestra guerra no es tan cruda. La historia del mundo es la historia de Cristo que corteja a su Iglesia, que nos conduce gradualmente a nuestra cena de bodas, al banquete del Cordero.

La Iglesia es al mismo tiempo su Esposa y su Cuerpo, porque en el matrimonio los dos se hacen una carne cf. Mt 19, 5. No debemos subestimar el deseo de Cristo de que lleguemos al banquete. Recuerda que es un novio que espera a su esposa. Nuestras oraciones, y especialmente el sacrificio de la Misa, son la fuerza que impulsa a la historia hacia su meta. Por eso, tenemos que continuar redimiendo el tiempo, para restaurar todas las cosas en Cristo.

Mientras tanto, nuestro enemigo, la Bestia, no consigue nada. Sin embargo, tenemos que empezar por luchar muy cerca de casa. Necesitamos ver la verdad con la misma claridad. Por eso necesitamos ver las cosas a la misma luz divina. Esto requiere recogimiento, un silencio interior que nos permite examinarnos de nuestros pensamientos, palabras y obras. Si somos sinceros con Dios, nos encontraremos postrados humildemente en nuestro interior, como hizo Juan. Pedimos que nos ayuden. En la guerra espiritual, los santos son poderosos aliados.

Humilla ahora, como en todo tiempo, a los enemigos de tu Iglesia. Pon en evidencia su orgullo. Haz que se queden en nada los intrigas malignas que maquinan contra nosotros. Sin duda, tenemos fuerza y poder de nuestra parte. Creciendo en el conocimiento de Dios, llegaremos a conocer la fuerza infinita y los recursos que podemos pedir en la batalla. Tampoco debemos pensar que podemos vencer a los demonios si estamos flojos en nuestra fe.

Todo esto es una tarea para toda la vida. Tal vez sea refrenar nuestro juicio contra al parroquiano que se va demasiado pronto. Esas son las duras batallas. No ganas una medalla; pero en su lugar ganas una batalla. Somos hijos del Rey del universo, pero vivimos en medio de un constante peligro, rodeados por oscuras fuerzas espirituales que quieren destrozar nuestras almas, nuestra corona, nuestra herencia.

En la Misa, cuando estamos junto a nuestros aliados celestiales, el demonio se muestra impotente. En la cena nupcial del Cordero nos entronizamos para reinar sobre la historia por medio de nuestras oraciones.

No tengas miedo. No te precipites en primer lugar al ayuntamiento.

HIDROLOGIA SUBTERRANEA CUSTODIO PDF

[SPANISH] The Lamb's Supper / La cena del Cordero | Scott Hahn

No necesitamos mirar lejos para probar este aserto. Desprecian la naturaleza y la gracia, la Iglesia y el estado. Pueden barrer del cielo un tercio de las estrellas. Son el poder en la sombra que mueve naciones e imperios.

GEORGE BRIDGMAN CONSTRUCTIVE ANATOMY PDF

La cena del cordero, Scott Harn.pdb

.

DE NIEUWE TANDEM 2 LEERBOEK PDF

Etiqueta: Scott Hahn

.

AZTEK A7778 PDF

PDF Libro "La cena del Cordero" de Scott Hahn

.

Related Articles